lunes, 18 de junio de 2018

CUIDA DE LA JUVENTUD




El Corazón de Jesús ama a todos, pero tiene un amor especial por los jóvenes, por los niños.
"Dejad que los niños vengan a Mí".
Jesús ve alrededor de ellos a madres doloridas y llorosas.
"Hijas de Jerusalén, no lloréis por Mí, sino por vuestros hijos".
Ved cómo hoy crece parte de la juventud. Son muchos los que crecen ligeros, vanidosos, volubles, llenos de exigencias, inclinados a la arrogancia, a la frivolidad, a la libertad desenfrenada.
Son el llanto de tantas familias... y en ocasiones el deshonor de la casa. Padres, que vuestra principal preocupación sea vuestros hijos.

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org


domingo, 17 de junio de 2018

SEMBRAR OBRAS DE BIEN




El Corazón de Jesús habló claro y fuerte: Toda la ley divina se compendia en los mandamientos: el amor a Dios y el amor al prójimo.
Sin estos dos amores es imposible agradar al Señor, es imposible entrar en el Cielo. Pocos comprenden bien en qué consiste el amor al prójimo.
Si crees que amar al prójimo basta con no odiarlo, no hacerle mal, sólo crees a medias. No, esto será de buenos hombres, pero no de buenos cristianos.
El amor es operativo y debe manifestarse haciendo aquello que queremos y deseamos se nos haga a nosotros.
La prueba generosa de este amor viene dada por el ejercicio de las obras de misericordia.
Jesús tiene como hecho a sí mismo todo lo que se hace a los pobres en su nombre.
Y cuando alguna persona está enferma, busca una media hora para visitarla, para darle una palabra de ánimo, para consolarla en sus dolores, para animarla a la paciencia, a la santa resignación a la voluntad de Dios.


Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales







Fuente: webcatolicodejavier.org


sábado, 16 de junio de 2018

RESPETO A LA IGLESIA




El celo más santo tiene sus manifestaciones más sublimes; no puedo admitir todos los obstáculos que se interponen a la gloria de Dios.
He aquí al Corazón de Jesús encendido del celo más ardiente por la gloria del Padre; por Él obra, por Él sufre, a Él da gracias

¿Estás verdaderamente persuadido de que la Iglesia es en verdad la casa de Dios, el lugar donde están los ángeles para hacer la guardia a Jesús eucaristía, el lugar donde se manifiesta más claramente a las almas?.
Y si estás plenamente convencido, ¿con qué intención te acercas a la iglesia?
Déjate guiar por el amor que Dios te tiene.

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org



viernes, 15 de junio de 2018

EL VALOR DE LA ORACIÓN




Jesús invita, recomienda, impone la oración, une a ella toda gracia, toda bendición hasta la salvación eterna.
Él mismo reza por todas partes y siempre: en el templo, en el Huerto de los Olivos, en el monte, sobre las aguas, en las plazas y en las sinagogas.
San Pedro corre el peligro de hundirse en las aguas y reza; la oración lo fortifica.
Marta y María piden llorando ante Jesús en la hora del dolor y la oración las consuela.
Rezan los Apóstoles en el cenáculo y la oración hace descender al Espíritu Santo con sus dones celestiales.
Y tú, ¿cuándo rezas? ¿Sólo cuando estás enfermo o cuando quieres que algo te salga bien?
Reza siempre porque siempre tienes necesidad de permanecer junto a tu Dios.

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org


jueves, 14 de junio de 2018

LAS TENTACIONES





Los apóstoles se acercaron un día a Jesús y le dijeron: "Maestro, tú nos invitas siempre a orar; nosotros somos ignorantes, enséñanos tú.
Y Jesús siempre bueno, respondió": Cuando oréis hacedlo así: Padre nuestro que estás en los cielos; y les enseñó la estupenda oración del Padre nuestro.
¿Sabes por qué Jesús quiere que oremos al Padre para no dejarnos caer en la tentación? Porque Él sabía que el demonio nos tentaría siempre y quería que nosotros pidiésemos la ayuda celestial para no sucumbir a la tentación.
Él mismo permitió que el demonio le tentase para darnos ejemplo.

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org


miércoles, 13 de junio de 2018

OCASIONES PELIGROSAS




Hasta ahora hemos tomado del Corazón de Jesús aquellas palabras que condenan el pecado.
Ahora Jesús quiere sugerirnos también el medio con el que podemos evitar la huida de las ocasiones peligrosas. No hay escapatoria. ¿Quieres huir del pecado? Debes necesariamente evitar las ocasiones.
Reza, confiésate, pero si no huyes de las ocasiones peligrosas todo será tiempo malgastado.
¿Cuáles son las compañías que frecuentas?
¿Quizá se encuentran allí personas con las que permites confidencias que hacen llorar a tu ángel custodio?
¿Se encuentra acaso alguna persona que te insinúa dudas sobre la fe, que susurra palabras que repugna oírlas, que te aleja de tus prácticas de piedad?

¿Cuáles son tus diversiones?
¿Son acaso ciertos lugares donde todos pierden la vergüenza, donde las pasiones se levantan impetuosas?



Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org

martes, 12 de junio de 2018

LA CONFESIÓN





El Corazón de Jesús es un corazón de padre y como el padre está siempre dispuesto a perdonar las culpas del hijo; el Corazón de Jesús quiere hallar el medio con el que tú puedas encontrar siempre el perdón de tus pecados.

Le presentaron a Jesús 10 leprosos y Él les dijo: "Id a presentaros a los sacerdotes".
Ellos obedecieron y fueron curados. Jesús quiere así prepararnos con el sacramento de la Penitencia que instituyó cuando dijo a sus discípulos: "Recibid el espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados les serán perdonados; a quienes se los retengáis les serán retenidos".

El mismo Concilio de Trento llama a la confesión,  segunda tabla de salvación después del naufragio.
¿Y tú no la estimas?



Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org