miércoles, 20 de junio de 2018

LA CASTIDAD





El Corazón de Jesús es el emblema de la inocencia.
Él quiere ser el cordero sin mancha que se alimenta en un jardín de lirios.
En su vida terrena, Jesús escoge un precursor, mártir de la castidad; ofrece sus confidencias a un discípulo, Juan, que es virgen.
"Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios".
La Iglesia amará la castidad como el ornamento más delicado y suave de sus ministros ... y los santos la magnificarán como la virtud angélica... creadora de los ángeles sobre la tierra


 
Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales


Fuente: webcatolicodejavier.org


martes, 19 de junio de 2018

SED HUMILDES DE CORAZÓN




Cuando el Corazón de Jesús quiso enseñarnos algo de sí mismo, lo dijo con una sola frase: "Aprended de Mí que soy manso y humilde de corazón".
Debe tener, pues, un gran valor esta humildad si Jesús la estimó de tal manera hasta anteponerla a todas las demás virtudes.
Él recomienda la castidad, la caridad, la obediencia, pero ninguna de estas virtudes da el privilegio que da a la humildad con estas palabras: "Aprended de Mí que soy manso y humilde de corazón".
Los santos comprendieron bien esta sublime doctrina y no buscaron la santidad sino por medio de la humildad, persuadidos de que la humildad es el fundamento de todas las virtudes, el principio de toda gloria.
La misma Virgen confiesa haber recibido insignes favores del Señor porque Él vio " la humildad de su esclava".

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org


lunes, 18 de junio de 2018

CUIDA DE LA JUVENTUD




El Corazón de Jesús ama a todos, pero tiene un amor especial por los jóvenes, por los niños.
"Dejad que los niños vengan a Mí".
Jesús ve alrededor de ellos a madres doloridas y llorosas.
"Hijas de Jerusalén, no lloréis por Mí, sino por vuestros hijos".
Ved cómo hoy crece parte de la juventud. Son muchos los que crecen ligeros, vanidosos, volubles, llenos de exigencias, inclinados a la arrogancia, a la frivolidad, a la libertad desenfrenada.
Son el llanto de tantas familias... y en ocasiones el deshonor de la casa. Padres, que vuestra principal preocupación sea vuestros hijos.

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org


domingo, 17 de junio de 2018

SEMBRAR OBRAS DE BIEN




El Corazón de Jesús habló claro y fuerte: Toda la ley divina se compendia en los mandamientos: el amor a Dios y el amor al prójimo.
Sin estos dos amores es imposible agradar al Señor, es imposible entrar en el Cielo. Pocos comprenden bien en qué consiste el amor al prójimo.
Si crees que amar al prójimo basta con no odiarlo, no hacerle mal, sólo crees a medias. No, esto será de buenos hombres, pero no de buenos cristianos.
El amor es operativo y debe manifestarse haciendo aquello que queremos y deseamos se nos haga a nosotros.
La prueba generosa de este amor viene dada por el ejercicio de las obras de misericordia.
Jesús tiene como hecho a sí mismo todo lo que se hace a los pobres en su nombre.
Y cuando alguna persona está enferma, busca una media hora para visitarla, para darle una palabra de ánimo, para consolarla en sus dolores, para animarla a la paciencia, a la santa resignación a la voluntad de Dios.


Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales







Fuente: webcatolicodejavier.org


sábado, 16 de junio de 2018

RESPETO A LA IGLESIA




El celo más santo tiene sus manifestaciones más sublimes; no puedo admitir todos los obstáculos que se interponen a la gloria de Dios.
He aquí al Corazón de Jesús encendido del celo más ardiente por la gloria del Padre; por Él obra, por Él sufre, a Él da gracias

¿Estás verdaderamente persuadido de que la Iglesia es en verdad la casa de Dios, el lugar donde están los ángeles para hacer la guardia a Jesús eucaristía, el lugar donde se manifiesta más claramente a las almas?.
Y si estás plenamente convencido, ¿con qué intención te acercas a la iglesia?
Déjate guiar por el amor que Dios te tiene.

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org



viernes, 15 de junio de 2018

EL VALOR DE LA ORACIÓN




Jesús invita, recomienda, impone la oración, une a ella toda gracia, toda bendición hasta la salvación eterna.
Él mismo reza por todas partes y siempre: en el templo, en el Huerto de los Olivos, en el monte, sobre las aguas, en las plazas y en las sinagogas.
San Pedro corre el peligro de hundirse en las aguas y reza; la oración lo fortifica.
Marta y María piden llorando ante Jesús en la hora del dolor y la oración las consuela.
Rezan los Apóstoles en el cenáculo y la oración hace descender al Espíritu Santo con sus dones celestiales.
Y tú, ¿cuándo rezas? ¿Sólo cuando estás enfermo o cuando quieres que algo te salga bien?
Reza siempre porque siempre tienes necesidad de permanecer junto a tu Dios.

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org


jueves, 14 de junio de 2018

LAS TENTACIONES





Los apóstoles se acercaron un día a Jesús y le dijeron: "Maestro, tú nos invitas siempre a orar; nosotros somos ignorantes, enséñanos tú.
Y Jesús siempre bueno, respondió": Cuando oréis hacedlo así: Padre nuestro que estás en los cielos; y les enseñó la estupenda oración del Padre nuestro.
¿Sabes por qué Jesús quiere que oremos al Padre para no dejarnos caer en la tentación? Porque Él sabía que el demonio nos tentaría siempre y quería que nosotros pidiésemos la ayuda celestial para no sucumbir a la tentación.
Él mismo permitió que el demonio le tentase para darnos ejemplo.

Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales




Fuente: webcatolicodejavier.org